Minga Artística por el Wët Wët Fxi’zenxi

La comunidad indígena Nasa del norte del Cauca, se ha visto vulnerada por múltiples factores a lo largo de su historia. Desde las épocas de la conquista la lucha por cuidar sus territorios y su cultura, ha generado grandes pérdidas, dolores y angustias, pero nunca fueron motivo para perder el sueño del Wët wët fxizenxi, el buen vivir, el vivir en armonía y equilibrio.

Hoy, más de 500 años después, pareciese que esa conquista no cesara, por el contrario, que estuviera más presente y fuerte que nunca. Como lo afirma un comunero, “Antes conquistaron nuestras tierras, hoy quieren conquistar nuestro corazón”. A pesar de resistir de manera organizada, y de ejercer un gobierno de acuerdo a formas propias de pensar y de vivir, actualmente muchas son las situaciones conflictivas que ponen en riesgo ese sueño, ese camino que propone el Plan de Vida.

El conflicto armado, la llegada inminente de la explotación minera, los cultivos de uso ilícito, o los medios masivos de comunicación, enmarcados todos en ese sistema opresor llamado capitalismo, agreden la autonomía de las comunidades, irrumpen en el equilibrio y la armonía dentro del territorio. Imponen el miedo, la ambición y el desvinculo. Separan a comuneros y comuneras del Buen Vivir y así mismo del contexto social nacional; de otras comunidades de base hermanas, como las campesinas o afrodescendientes, que de igual manera luchan por reivindicar sus derechos y su autonomía, al interior de sus territorios.

La comunidad Nasa ha sabido hacer frente a todas estas estrategias de agresión, a través de la creación de los Planes de Vida, de iniciativas comunitarias como la guardia indígena o el movimiento juvenil y como parte del proceso político organizativo acciones como la liberación de la madre tierra la cual se viene desarrollando hace mas de seis meses en los diferentes resguardos de la zona Norte del Cauca, sin embargo los retos cada vez son más grandes, pues los planes de agresión del sistema impuesto, nunca cesan.

Fortalecer los vínculos y la conciencia, atender a la sabiduría de los mayores sin desconocer la palabra de los jóvenes, tejer en comunidad, construir propuestas, unirse a las diferentes luchas y sectores sociales, en fin, defender la vida, son acciones necesarias para responder en comunidad a todas estas acciones en su contra.

Es aquí donde las iniciativas artísticas y comunicativas propias, autónomas y conscientes, han permitido a la comunidad, reflexionar, reafirmar y expresar sus opiniones, sus decisiones y sus acciones, para defenderse y resistir frente a aquellas situaciones que pretenden acabar con su cosmovisión o su territorio, con sus concepciones de lo cultural, lo espiritual y lo político, con sus formas de sentir y pensar, acabar con el agua, los bosques y las montañas; acabar con la vida.

Es en este contexto donde surge esta propuesta, con la cual se busca generar más espacios, más oportunidades, para que ese saber inmerso en las comunidades, en el hombre que trabaja en el Tul o la mujer que teje mientras hace guardia en su territorio, salga a flote, se revitalice, y no sea olvidado. Creemos que el arte construido con nuestras propias manos, nuestras propias ideas y nacido desde nuestras propias conciencias, permitirá que continuemos andando el camino que nuestros ancestros trazaron. El camino de la resistencia y la unión, el camino del equilibrio y la armonía.

https://www.facebook.com/mingaartistica/

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *